Jungle Speed

Jungle Speed es un juego de cartas de partidas cortas que incluye 1 tótem de madera, reglas del juego, 80 cartas y bolsa de transporte. Para 2 a 10 jugadores, cada jugador recibe un montón de cartas de las que deberá librarse para ganar la partida. Los jugadores van, uno a uno, sacando cartas y cuando aparezcan dos cartas exactamente iguales, los dos jugadores que las sacaron deben competir por coger el tótem, una pieza de madera en el centro de la mesa. El que consiga coger el tótem primero da parte de sus cartas al que no lo consiguió y se reanuda la partida pero cuidado: algunas cartas se parecen mucho sin ser iguales, y coger el tótem en esos casos tiene penalización.

Munchkin

Roba el tesoro. Apuñala a tus amigos. Baja al Dungeon. Mata todo lo que encuentres. Apuñala a tus amigos y quédate con sus cosas. Toma el tesoro y corre. Admítelo. Te encanta. Este juego completo captura la esencia de la “Experiencia Dungeon” sin todas esas idioteces del rol. Todo lo que tienes que hacer es matar monstruos y coger objetos mágicos. ¡Y qué objetos mágicos! Ponte el Yelmo Cornudo y las Botas de Invocación de Hemorroides. Blande el Báculo de Napalm o quizás la Motosierra de Mutilación Sangrienta. Empieza masacrando a la Planta en un Tiesto y a la Babosa Babeante, y encuentra la manera de llegar al Dragón de Plutonio. Munchkin es rápido de jugar y ridículo, y puede llevar a cualquier grupo de jugadores de rol a la risa histérica. Y mientras se ríen, puedes robarles lo que lleven. Munchkin es un juego para 3-8 jugadores (pueden jugar 2, pero es más divertido con más gente). La duración de una partida es de una hora, más o menos.

Time’s Up!

Tu objetivo es sencillo: tendrás que hacer adivinar personajes famosos, reales o ficticios, a tus compañeros de equipo. Empieza por describirlos sin nombrarlos. Luego, haz que los adivinen con solo decir una palabra. Y para terminar haz mímica. Pero no pierdas el tiempo, ¡solo tienes 30 segundos cada turno!

Bang

Desde el principio de los tiempos, los Forajidos cazan al Sheriff y el Sheriff caza a los Forajidos. El Renegado planea en secreto, dispuesto a ponerse de uno u otro lado.

¿Pero quiénes son los despiadados Forajidos que quieren coserle a tiros? ¡Para averiguarlo, tendrás que desenfundar (las cartas, claro)! Ahora el Sheriff ha decidido zanjar las cosas de una vez por todas, a su manera. Ha escrito un nombre en una sola bala. Ese nombre es… BANG!

Los Colonos de Catán

CATÁN es como habéis bautizado la isla que tú y tus compañeros habéis descubierto. Sois sus primeros habitantes. Construís poblados, después carreteras.

Comerciáis con materias primas, y los poblados se convierten en ciudades. A veces hay arcilla en abundancia, en otras ocasiones es el mineral lo que abunda. Negociando y comerciando surgen nuevas oportunidades para ti y tus oponentes.

El espacio en la isla se agota rápidamente, y empiezan las disputas por el terreno, las materias primas y el poder. Al final, una cosa está clara:

Sé el único soberano.